Quejas por la situación urbanística del barrio Pinueta

El Ayuntamiento ha realizado pequeñas obras de asfaltado y redistribución de las plazas de aparcamiento en el barrio de Pinueta que han generado polémica entre los residentes de dicho barrio leioaztarra.

Diversos vecinos y vecinas se han quejado de que los trabajos realizados son «una tomadura de pelo», dado que «en lugar de asfaltar las calles del barrio» el ente local solo ha «parcheado» con brea pequeñas zonas, «dejando el resto como hace 35 años». También se han quejado por «el montón de plazas de aparcamiento que han quitado» en el barrio con motivo de estas pequeñas obras.

Los residentes del barrio Pinueta se quejan de «la dejadez del Ayuntamiento» para con este barrio del municipio, dado que, según ellos «parece que somos vecinos de segunda o tercera».  Hay quien ha propuesto enviar quejas al Ayuntamiento, a través de la Oficina de Atención a la Ciudadanía existente en Langileria 102, o incluso  «hacer una asociación vecinal y presentar las quejas y propuestas de mejora a quien proceda».

Respuesta municipal

Las quejas del vecindario de Pinueta han provocado la reacción muncipal a través de la página web del Ayuntamiento, quien, en una nota manifiesta que «ha tenido que reordenar las parcelas de aparcamiento en las calles Bizkaia y Larramendi» de dicho barrio, «en aras de cumplir la normativa vigente en materia de accesibilidad para vehículos de emergencias y por la seguridad de las personas». El Ayuntamiento reconoce que en la calle Bizkaia se han reducido en 3 el número de aparcamientos, y 5 aparcamientos en cada plaza interior de Larramendi», es decir, 10 aparcamientos en total.

Señala también la institución local que «es consciente de la problemática de aparcamiento del barrio y de las consecuencias que supone suprimir parcelas», pero apunta su «obligación de cumplir la normativa vigente por la seguridad de las personas» y adecuarse a la misma mientras no se defina «la solución global para el barrio» en la que «el Ayuntamiento ya está trabajando», pero de la que no especifica nada más.

Partida presupuestaria para la remodelación de Pinueta

Quizás se refería el Ayuntamiento, aunque no las nombrase, a las partidas presupuestarias aprobadas a iniciativa de EH Bildu en la discusión de los Presupuestos municipales para el año 2017 (100.000 €) y 2018 (200.000 €) destinadas a invertir en la remodelación del barrio de Pinueta. Sin embargo, hace escasos meses el grupo soberanista señalaba que «la causa principal para que los proyectos de la oposición no se desarrollen se debe a la falta de voluntad política del equipo de gobierno. Muestra de ello es el barrio de Pinueta, que año tras año ve como la partida destinada a su remodelación queda en papel mojado. Y es que, desde que en el año 2017 EH Bildu lográramos introducir una partida especial para Pinueta, hemos visto que esta partida pese a crecer en cantidad, no se materializaba en el barrio. Por ello decimos que el año 2019 debe ser un año en el que materializar lo acordado y cumplir con los compromisos adquiridos. Queremos que sea el año en el que iniciemos la transformación del barrio de Pinueta».

Concurso de ideas para regenerar Pinueta

También a finales de octubre del 2018 el Equipo de Gobierno local anunciaba un concurso de ideas «para regenerar el barrio de Pinueta». Según señalaba el por entonces concejal de Urbanismo y actual alcalde, Iban Rodríguez, «llevamos tiempo juntándonos con los vecinos para ver qué se puede hacer para humanizar el barrio». También dio a conocer que entre los objetivos se encontraban eliminar el tráfico y los aparcamientos de la calle, hacer del barrio un lugar agradable para pasear y vivir o recuperar la plaza Cervantes «como centro motor y de vida del barrio».

Los participantes debían presentar sus propuestas para regenerar Pinueta, que serían analizadas por un equipo que evaluaría su viabilidad técnica y económica. Los trabajos resultantes «se pondrán a exposición pública para que los vecinos puedan valorarlos y realizar sus aportaciones», recogía la prensa en aquellas fechas. A continuación un tribunal técnico decidiría cuál sería la iniciativa ganadora. Recibiría 6.000 euros, por 4.000 de la segunda y 2.000 de la tercera. Al proyecto final se destinarían 80.000 euros. Según apuntaba el entonces concejal de Urbanismo, era muy probable que la actuación a realizar en Pinueta contuviera aspectos de varios de los proyectos favoritos. «Lo que queremos es tomar la mejor decisión», manifestó entonces. Incluso aseguró que los trabajos tendrían que empezar por la plaza Cervantes, para más adelante extender las obras por el resto del barrio.

El proyecto final también debería recoger una solución al problema del aparcamiento, que incluyera la construcción de un parking, bien soterrado o en altura, para sacar de las calles una cifra destacada de coches estacionados y ganar espacios para el peatón, poder hacer vida en la calle y «humanizar el barrio», según señalaba Rodríguez.

No obstante, ni el entonces concejal de Urbanismo ni la alcaldesa Urbieta daban fechas respectos a los plazos previstos ni sobre la inversión a realizar en las actuaciones en el barrio, aunque preveían que sería «elevada». En la Plaza Cervanes, por ejemplo, estimaban una inversión para renovarla de «millón y medio de euros».

Sin embargo, nada ha informado el Equipo de Gobierno al vecindario de Pinueta ni a los concejales de la Corporación municipal sobre las propuestas presentadas al Concurso de ideas ni sobre la evaluación prevista. De la exposición pública de las propuestas presentadas nada más se ha sabido hasta la fecha. Y ya han pasado 8 meses desde que dicho Concurso se anunció a bombo y platillo a través de los medios de comunicación. Incluso se ha creado la figura del concejal responsable de barrios en el nuevo Equipo de Gobierno PNV-PSOE, con dedicación a media jornada para sus tareas municipales. No parece que haya comenzado a trabajar todavía en las mismas.

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *