La Policía Local distribuye consejos para prevenir el robo en viviendas durante las vacaciones

La Policía Municipal ha vuelto a distribuir en el municipio una serie de consejos para evitar los robos en viviendas que se producen, en su mayoría, durante el verano. Para ello se ha buzoneado en todas las casas un folleto en el que se detallan consejos y pautas a seguir antes de salir de vacaciones.

Entre estos consejos se encuentran algunos como dejar a algún familiar o amigo encargado para recoger el correo y abrir las ventanas de vez en cuando para dar sensación de “vida” en la casa, o verificar que la puerta principal no deje hueco con el suelo para evitar que se pueda utilizar una palanca. También se aconseja no publicar en redes sociales mensajes dando pistas de que no estamos en el domicilio.

El tríptico también explica los pasos que se deberán seguir en el caso de que se produjera un robo en la vivienda, incluyendo los teléfonos de la Policía Municipal y el de SOS Deiak.

Prevención en casas con andamios

Especial atención deberán tener los y las vecinos/as que tengan un andamio colocado en las fachadas de sus viviendas. La instalación de andamios en los edificios es aprovechada por los delincuentes para acceder a las viviendas y sustraer los objetos de valor que en ellas se encuentran, por lo que para dificultarlo proponen cerrar ventanas y persianas accesibles desde los andamios; cerrar las ventanas de la escalera accesibles desde los andamios; no exponer a la vista objetos de valor que puedan ser vistos desde los andamios y procurar la instalación de andamios con medidas de seguridad.

Robos no solo en verano

Los datos reflejan que el 40% de los robos que se dan en los hogares suelen tener lugar durante el verano ya que los ladrones aprovechan la ausencia de los propietarios para actuar con más comodidad. No obstante, el Ayuntamiento alerta de que «los robos en viviendas no solo se dan en verano, ya que pueden producirse en cualquier época».

Por ello, el Consistorio indica las maneras más fiables de evitar este tipo de incidentes. Entre otras, no dejar la llaves en el felpudo o escondidas; coger el portero automático cada vez que llamen; cerrar siempre la puerta con llave al salir de casa, o llamar a la Policía Local al ver gente sospechosa merodeando por nuestra vivienda.

A las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *