Zer berri? :: “La maldición del petróleo”, de Jean-Pierre Pécau y Fred Blanchard

Jean-Pièrre Pecau y Fred Blanchard firman La maldición del petróleo, subtitulado como La historia negra del combustible que mueve el mundo, una historia en imágenes de ese ‘oro negro’ que permitió amasar fortunas y desencadenó inmensas desgracias a lo largo del último siglo.

¿Qué tienen en común personalidades tan distintas como Alfred Nobel, el doctor Livingston, Rockefeller, Henry Ford, los Rothschild, Winston Churchill, Stalin o Lawrence de Arabia? Todos estuvieron directamente implicados en un fenómeno que determinaría el devenir del siglo XX, que permitiría a algunos amasar enormes fortunas y desencadenaría, para muchos otros, desgracias todavía mayores: el petróleo.

Pocas veces un cómic es capaz de resumir en sus páginas una historia tan compleja e inquietante como la de ese ‘oro negro’ que ha determinado el devenir de la Humanidad desde que en 1859 un falso coronel del ejército norteamericano perforase el primer pozo petrolífero en Pensilvania hasta nuestros días. Jean-Pierre Pecáu, guionista conocido por trabajos tan diferentes como Wonderball, Krieg Machine o La sombra roja, y un dibujante no menos versátil como Fred Blanchard, autor de La horda de oro y El príncipe de las tinieblas, entre otros títulos, lo han logrado con un resultado asombroso.

Todo cambia en 1872, con la llegada de los hermanos Nobel a Bakú… I Imagen: Norma Editorial

Desde los primitivos yacimientos del Cáucaso y el desarrollo de los primeros oleoductos y refinerías, sin olvidar las primeras catástrofes ecológicas y el nacimiento de las poderosísimas compañías petroleras, el célebre combustible fósil ha sido sinónimo de violencia y muerte. Y ése es el recorrido que Pecáu y Blanchard llevan a cabo viñeta tras viñeta: a ratos, siguiendo los pasos de algunas figuras fundamentales –inventores, ingenieros, magnates, gobernantes– y a ratos abriendo el foco para explicar la madeja de intereses e intrigas que se urdiría a su alrededor.

Entre datos escrupulosamente documentados, episodios y anécdotas, La maldición del petróleo permite de un modo accesible conocer, por ejemplo, cómo las llamadas Siete Hermanas –la hidra compuesta por las sociedades petroleras hegemónicas– lograron consolidarse y repartirse el mundo durante décadas. O cómo el motor de explosión fue alumbrado, por así decirlo, tras aquel conflicto atroz que fue la Primera Guerra Mundial, iniciada a caballo. O cómo Francia e Inglaterra se repartieron Oriente Medio, y la diferente suerte que corrió una y otra en función del petróleo hallado bajo las ardientes arenas bajo su tutela. Y cómo los Estados Unidos empezaron a poner y a quitar gobernantes según sus intereses económicos y geoestratégicos…

“El petróleo se esconde en el infierno porque es diabólico”, escribe Pecàu. Con un influjo notable del mundo de la ilustración, Blanchard logra por su parte traducir todos estos hechos en imágenes de enorme fuerza y elocuencia, a menudo entre el hiperrealismo y cierto sesgo onírico que las hace verdaderamente hipnóticas. Como la propia historia que cuentan: una realidad a la vez cruda y en los límites de lo verosímil, como si se tratara de una pesadilla de la que nuestro planeta, a día de hoy, todavía no ha logrado escapar.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude