Cerca de 100 personas participan en la Asamblea convocada por la Asociación vecinal Lamiakotarrak

Los asistentes rechazaron por amplia mayoría el proyecto urbanístico en la zona de la dársena impulsado por el Gobierno local del PNV y PSE

Alrededor de 100 personas, vecinas y vecinos de Lamiako, se reunieron en la Asamblea convocada por la Asociación Vecinal Lamiakotarrak para informar y pronunciarnos sobre las intenciones del Gobierno local formado por el PNV y el PSE de modificar el PGOU en el entorno de la Dársena de Lamiako.

La modificación planteada por las empresas promotoras del proyecto de urbanización –asumido por el Gobierno local– es básicamente un proyecto con el que se pretende autorizar a dichas empredas la edificación de más de 1.200 viviendas en torres de hasta 20 alturas en la zona de la dársena. Algo calificado por los asistentes a la reunión como “un absoluto despropósito”.

El Equipo de Gobierno local califica el proyecto como de regeneración del barrio porque gracias a él, podrá soterrarse el metro a su paso por la zona de Txopoeta (no en todo el tramo del barrio), y se regenerará el espacio de la Vega de Lamiako, un espacio natural de gran riqueza medioambiental. Ell Ayuntamiento, sin embargo, pretende hacer creer que el proyecto urbanístico es condición sine qua non para poder acometer dos históricas reivindicaciones del barrio: soterramiento del metro y regeneración de la Vega.

Ese planteamiento fue lo primero que se puso en cuestión en la reunión vecinal. El vecindario cuestionó que para atender las necesidades histórica del barrio sea necesario que vaya a “rescatar” el barrio ninguna empresa constructora. Más bien al contrario, el vecindario planteó que el verdadero objetivo de la propuesta es propiciar un escenario para que las empresas promotoras del proyecto de urbanización obtenga un lucro económico “por encima del propio bienestar de las personas que en este barrio vivimos”.

El vecindario califica la propuesta de “despropósito medioambiental, urbanístico y social”

Las personas que acudieron a la reunión también plantearon su asombro porque mientras es posible “acometer obras de interés general para regenerar otros barrios con cargo a los presupuestos públicos, no es así en Lamiako”.  Los asistentes no aceptaron “tener que pagar peaje a ninguna promotora de viviendas”  para conseguir unas reivindicaciones que ya debieran haberse atendido hace mucho tiempo.

Claro rechazo al proyecto apoyado por el PNV y PSE locales por considerarlo “un despropósito medioambiental, urbanístico y social”, reafirmándose también “en nuestras demandas históricas de soterramiento integral del metro entre las estaciones de Leioa y Areeta y la regeneración de la Vega de Lamiako”.

La decisión será trasladada al Ayuntamiento a través de la Asociación vecinal Lamiakotarrak. Además, a partir de enero seguirán juntándose para volver a sacar las reivindicaiones del barrio a la calle “hasta que el Ayuntamiento y el resto de instituciones competentes nos escuchen y nos atiendan”.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude