EH Bildu propone limitar por ley las puertas giratorias “por higiene democrática”

La propuesta  de EH Bildu contempla crear un órgano independiente que sustituiría a la actual Comisión Ética dependiente del Gobierno y regularía el paso de ex cargos políticos a empresas privadas para impedir casos de conflicto de intereses.

EH Bildu ha propuesto hoy aprobar una ley contra las puertas giratorias, “un fenómeno que no es nuevo”, tal y como ha constatado Maddalen Iriarte, ya que “desde hace tiempo cargos políticos, siempre de determinados partidos, han dado el salto directamente desde la política a consejos de administración de grandes empresas” hasta haber convertido en algo “habitual que algunas compañías fichen a antiguos responsables políticos para aprovechar sus contactos y experiencia a cambio de una jugosa retribución económica”. La portavoz de EH Bildu ha advertido del “grave peligro que entraña ese modelo de relación: que el poder político quede supeditado al económico”.

Iriarte ha subrayado que la pretensión de EH Bildu es “ofrecer soluciones”, espíritu con el que ha registrado oficialmente una Proposición de Ley que modificaría la actual Ley Reguladora del Código de Conducta y de los Conflictos de Intereses de los Cargos Públicos “para poner fin a las puertas giratorias entendidas como una pieza más de la red clientelar que el PNV ha construido en este país durante años”. Tras indicar que en EH Bildu “no nos oponemos al legítimo salto profesional a la empresa privada de personas con experiencia en el ámbito público y viceversa”, la portavoz ha explicado que, “simplemente, creemos que ese trasvase debe estar regulado y limitado por ley por higiene democrática y responsabilidad política”.

El también parlamentario Josu Estarrona, por su parte, ha detallado el contenido de la propuesta. Como punto principal, la ley que plantea EH Bildu contempla crear un Órgano Independiente para el Código de Ética y el Buen Gobierno que vendría a sustituir a la actual Comisión Ética, compuesta por cargos políticos y dependiente del Ejecutivo. El nuevo organismo, en cambio, lo integrarían funcionarios de carrera y actuaría con plena independencia para detectar casos de conflicto de intereses y evitar y obstaculizar al máximo las puertas giratorias.

Asimismo, la propuesta plantea un periodo de cadencia de dos años. “Establecemos esa limitación temporal para los ex cargos públicos en el uso de sus influencias para acceder a consejos de administración después de abandonar las responsabilidades públicas del ámbito de aplicación de esta ley”. En este mismo sentido, dado que la reciente reforma de la Ley del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) no evita que puedan repetirse casos como el del ex diputado general de Bizkaia José Luis Bilbao, la ley que propone EH Bildu explicita que quienes hayan sido diputados forales o alcaldes no podrán ser miembros del TVCP.

Esta ley presentada hoy, ha subrayado Estarrona, establece, por tanto, los derechos y obligaciones a cumplir por quienes hayan ocupado cargos públicos, pero también, “y es una novedad importante”, por las entidades privadas a la hora de contratar a esas personas durante y después del ejercicio del cargo.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude