El movimiento de pensionistas pone la vista en una nueva movilización en otoño

Tras el éxito de las movilizaciones del pasado sábado, que reunieron a unas 16.000 personas, el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria ha anunciado que, para este otoño, ya trabaja en una nueva protesta unitaria junto a organizaciones sindicales y sociales en defensa de las pensiones.

El próximo otoño, el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria realizará una nueva protesta unitaria en la que ya está trabajando después del éxito de las movilizaciones llevadas a cabo el pasado sábado que reunieron a unas 16.000 personas.

Así lo han expresado durante las concentraciones semanales de todos los lunes, donde han valorado la participación registrada en las manifestaciones celebradas en las capitales vascas, así como en varios municipios de Hego Euskal Herria.

Según sus cálculos, las manifestaciones reunieron en torno a 16.000 personas, entre pensionistas, trabajadores convocados por varios sindicatos vascos, organizaciones feministas, jóvenes, asociaciones de familiares de residentes y otros sectores sociales.

A juicio de los representantes del colectivo que han tomado la palabra, la jornada del sábado fue «un día de movilización exitosa e importante», donde se puso de manifiesto su carácter «unitario, plural y transversal». Las marchas que congregaron un mayor número de participantes fueron Bilbo (10.000), Donostia (2.000), Gasteiz (1.800) e Iruñea (800).

Continuar con la protesta social ante los recortes de pensiones y derechos sociales anunciados

En su opinión, estas manifestaciones también evidenciaron «la necesidad de continuar con la protesta social ante los recortes de pensiones y derechos laborales y sociales que ya han sido anunciados por el Gobierno de Pedro Sánchez, por las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT», quienes participan en la Mesa de Diálogo Social.

Igualmente han reiterado su «reconocimiento y apoyo» a todas las organizaciones sociales y sindicales que están defendiendo «codo con codo» con ellos, «pensiones, empleo y unas condiciones de vida dignas».

En ese sentido, las manifestaciones del sábado han demostrado que en el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria están «fuertes» porque las 16.000 personas reunidas «así lo demuestran».

El colectivo ha recordado ante los presentes en las distintas concentraciones de este lunes que su garantía para alcanzar y conseguir sus objetivos en materia de pensiones sigue siendo «la movilización y así seguiremos, hasta conseguir nuestros objetivos».

«No se dan pasos firmes para garantizar pensiones públicas, dignas, justas y suficientes»

Los pensionistas han denunciado que después de tres años de movilizaciones, «las conquistas conseguidas peligran y no se dan pasos firmes para garantizar pensiones públicas, dignas, justas y suficientes».

En este punto, han remarcado que «cada día que pasa sin garantizar el sistema público de pensiones y unas cuantías dignas, justas y suficientes, reduce las pensiones y acelera nuevos recortes».

En la misma dirección, entienden que, «cada día que pasa sin derogar las reformas tanto laborales como de pensiones, aumenta la precariedad, la desigualdad y la pobreza».

Desde su perspectiva, es el Gobierno del Estado quien «tiene la responsabilidad de tomar la iniciativa para garantizar nuestras reivindicaciones», al igual que «los Gobiernos y Parlamentos de las comunidades autónomas, que también deben adoptar las medidas necesarias para lograr que así sea».

Por eso, y de cara a esa próxima movilización prevista para otoño, van a seguir exigiendo que «se cumplan las promesas realizadas; se retiren las amenazas que se ciernen sobre las pensiones públicas y se adopten las decisiones precisas para que sus urgentes demandas se hagan realidad».

20 personas se han concentrado hoy en Leioa en defensa de unas pensiones públicas dignas en torno al piruí del Bulevar de la Avanzada. Los y las pensionistas reclaman una pensión mínima de 1.080 euros I Foto: leihoa.info
Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.