Murga habla de “segunda hola epidémica que nos está ganando terreno día a día”

La Consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, afirmó el pasado jueves que «el virus nos está ganando terreno» y que «sin duda», estamos asistiendo a «una segunda ola epidémica», sobre la que «no hay motivos para creer que sea más débil y menos letal» que la primera.

La responsable de Salud se reunió antes de dar a conocer los datos y sus valoraciones, junto a su viceconsejero Iñaki Berraondo, con el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu. En la comparecencia afirmó que «tiene la misma capacidad de propagación y de infectar que en marzo», y añadío que «el virus nos está ganando terreno y día a día, semana a semana, está infectando a más personas», recordando que además de «provocar la muerte» deja graves secuelas a los afectados.

«El virus nos está enseñando que no es posible una nueva normalidad. Tenemos que cambiar nuestros hábitos de relación», añadió, llamando a limitar el tiempo sin uso de la mascarilla y a mantener la distancia social: «Mejor dos metros que metro y medio», manifestó, sin recordar que la distancia de 2 metros se redujo a metro y medio no por razones sanitarias sino como consecuencia del pacto alcanzado por el Gobierno español con Ciudadanos para ampliar el aforo de los locales. Una medida, por otro lado, asumida por el Gobierno Vasco sin ningún tipo de crítica ni opinión discordante.

Murga se sintió especialmente preocupada por la «alta tasa de contagios detectada en grandes poblaciones» tales como Bilbao, Gasteiz, Barakaldo, etc., cuyo vecindario tiene «una elevada movilidad», dando a conocer que están valorando si limitaciones en hostelería o aforos pudieran ser efectivas o podrían ocasionar que «sigan sus actividades en áreas fuera de la propia ciudad».

No obstante, la Consejera apuntó que la evolución de los contagios está siendo distinta a la de marzo, algo que valoró como «un logro de identificación precoz de los casos» a través de PCR a contactos y al «correcto aislamiento»,  además de al uso de la mascarilla y al mantenimiento de la distancia interpersonal. Murga se manifestó también contraria a las denuncias y a impedir los accesos a zonas de botellón, «ya que se pueden trasladar a otros sitios», manifestando asimismo que «nos engañamos a nosotros mismos si trasladamos las fiestas a nuestras casas, si nos reunimos en txokos o casas rurales», a pesar de que la utilización de los primeros ha sido autorizada por el propio Gobierno Vasco. «Estamos jugando con fuego» concluyó la responsable de Salud del Gobierno Vasco.

Previsión de mayor uso de los servicios hospitalarios

Nekane Murga dio a conocer que la edad media de las personas infectadas está siendo superior a la de finales de julio, recordando que «las personas de mediana edad en muchas ocasiones precisan hospitalización y UCI», puesto que la población entre 40 y 70 años «frecuentemente pueden tolerar mal las neumonías bilaterales que produce este virus».

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.