Cubrición de la Avanzada, ¿hacia otra oportunidad perdida?

Arkaitz Fullaondo Elordui-Zapaterietxe I Sociólogo

Las grandes obras de infraestructura e ingeniería suelen realizarse en contadas ocasiones.  Cuando se diseñan es clave que el proyecto que se va a ejecutar cumpla las funciones y los objetivos. Una vez construido, las posibilidades para que el proyecto se modifique o mejore, son muy escasas o pueden tardar décadas en llegar.

En su momento, eso es lo que ocurrió con La Avanzada. En vez de hacer un túnel soterrado que no partiese en dos Leioa, se optó por la opción más económica. El resultado lo conocemos de sobra: décadas sufriendo una contaminación acústica y ambiental tremenda y el centro de Leioa partido en dos.

La hipoteca urbanística, medioambiental y de salud que hemos tenido que pagar en Leioa por aquella decisión es de sobra conocida. Ahora se abre una posibilidad para reformar de una vez por todas esta infraestructura. Puede quedarse en una promesa más, pero ahora se tiene la percepción de que, por fin, parece que puede ocurrir eso que suele ser muy difícil que ocurra: su reforma.

Después de las grandes movilizaciones vecinales y el cambio en el proyecto de reforma de las salidas de La Avanzada, el Ayuntamiento de Leioa ha buzoneado un tríptico titulado “Avanzada, un proyecto con futuro”. Sin embargo, si uno lee lo que tienen pensado hacer, parece que vamos camino de tropezar en la misma piedra: la reforma más barata que no responde a las necesidades de Leioa.

Por lo que se comenta, la cubrición solo tiene como objetivo cubrir las dos trincheras del falso túnel y cubrir una pequeña parte de las salidas de los túneles dirección Bilbao y Getxo. ¿Solo cubrir? ¿No se utilizará como nuevo espacio público?

La cubrición de La Avanzada tiene que servir para convertir la Avenida Iparragirre en una gran avenida, un espacio público de calidad que termine con la cicatriz entre ambas márgenes y que llegue hasta los barrios de Mendibile y Lekueder. Y ahora es el momento de hacerlo. Si la cubrición solo se limita a tapar los huecos y no generar espacio público que pueda ser utilizado, una vez más, volveremos a perder otra oportunidad para dar una solución urbanística de calidad a nuestro pueblo.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.