Dos anotaciones  sobre el soterramiento del metro por Lamiako y Txopoeta

Grupo de concejales de EH Bildu Leioa

Brevemente queremos descifrar el mensaje lanzado desde el equipo de gobierno a la oposición en la discusión sobre el soterramiento de metro a su paso por Leioa, utilizando dos frases literales recogidas por los medios:

  1. La moción por el soterramiento total (presentada por EH Bildu) no son mas que “palabras vacías, pájaros y flores que quedan bien sobre el papel, pero no llevan a ningún lado”.
  2.  “El fondo es lo mismo pero una estrategia es utópica y la otra realista”.

Pues no, señores y señoras del equipo de Gobierno. Se puede jugar con las palabras, pero no con la realidad, que es tozuda. El Convenio firmado no va a ningún lado sin el soterramiento del metro, ni sin la recuperación de la marisma, dos términos de la misma ecuación.

¿Quién puede creer que desde Eusko Trenbide Sareak se va a aceptar y acometer una obra que va a suponer el cese del recorrido del metro y el traslado de los viajeros en un medio alternativo durante un mínimo de 6/12 meses, en el mejor de los casos, para tener que acometer unos años mas tarde otra obra con el mismo objetivo unos metros mas adelante? Quién puede asumir el coste que supone una obra como ésta  en todas sus fases, desde el proyecto a la ejecución  del mismo, desde el estudio geotécnico, el análisis de ingeniería, el estudio de impacto ambiental, la monitorización de la fase constructiva, las posibles afecciones al espacio público, inmuebles y otras infraestructuras, el aseguramiento de las mismas,  así como de la propia obra, seguridad laboral, asistencias técnicas a la dirección de Obra, la dirección de obra en sí… ¿Alguien con conocimiento de las normas de transparencia, eficacia y eficiencia de la gestión  pública duplicaría los gastos para hacer en dos fases una obra, con el efecto multiplicador de costes que tiene, con respecto a un único proyecto constructivo con continuidad espacial y en el tiempo?

Los proyectos públicos deben valorar y, a ser posible, cuantificar tanto costes como beneficios sociales antes de acometerse. Se recomienda ejecutarlos si los segundos son mayores que los primeros. En este caso los beneficios del soterramiento del metro en todo su recorrido por el término municipal de Leioa parece que todas las fuerzas políticas lo tienen claro.  La propuesta del equipo de Gobierno no solo no es coherente con lo enunciado en su moción, sino que se revela como un sinsentido  al pretender realizar el soterramiento de  solamente 400 ms de un total de 1.300.

Hay un tercer argumento esgrimido por el Gobierno local, que plantea que el 40% de la  Línea 1 del Metro es en un 40% sin soterrar. Siendo eso así, hay una gran diferencia con la situación de Lamiako. En las otras zonas sin soterrar de la margen derecha ya existían viviendas construidas cuando se hizo la obra del metro.  En el caso de Lamiako las viviendas están por construir. Estamos a tiempo, por lo tanto, de evitar situaciones no deseables. Creemos que hay que afrontar los problemas existentes sin crear nuevos a los que ahora se soportan en esos barrios. Hagamos las cosas bien.

Desde la oposición, las manifestaciones de Asier Izquierdo, de EH Bildu, como proponente de la moción inicial que reclamaba el soterramiento total, y las del portavoz de Elkarrekin Podemos, Luis Miguel de la Peña, no se han quedado en “palabras vacías”. Ambos han apuntado a vías alternativas de financiación. La obligación de explorarlas deriva de un mandato ciudadano aceptado también por todas las fuerzas políticas.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude