La Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria denuncia el nuevo proyecto de la RGI

La Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria se ha movilizado ante el Gobierno Vasco para denunciar el nuevo proyecto de la RGI I Decenas de personas de diferentes sindicatos y movimientos sociales se han unido en la concentración convocada por la Carta con la exigencia de la retirada del proyecto y pidiendo la aplicación de la ley de 2008

La Carta de Derechos de Euskal Herria ha denunciado la propaganda que está haciendo el Gobierno Vasco vendiendo como una victoria social los recortes que se mantienen desde 2012, ya que no están respetando la ley del 2008.

La Carta de Derechos Sociales ha recordado que una persona no pensionista cobra en 2022, 727,41 euros. Por el contrario, con la ley de 2008 cobraría 1026 €. El proyecto de ley fija la RGI para 2023 en 737,44 euros, algo más que en 2022, pero no cubre la pérdida de poder adquisitivo de la RGI para este año. Además, denuncian el planteamiento de la desaparición de la prestación complementaria de Vivienda en los dos años. También piden el cese de las medidas de criminalización, ya que únicamente alimentan el discurso y la xenofobia de la extrema derecha.

Los miembros de la Carta de Derechos Sociales han recordado asimismo que la Encuesta de Pobreza y Desigualdad Social del Gobierno Vasco dice que «el sistema de prestaciones de cada 100 personas en riesgo de pobreza excluye a 30 personas en situación de pobreza, 37 personas tienen protección pero no les permite salir de ella y sólo el 33% restante sale de la situación de pobreza». Por tanto, el sistema no cubra las necesidades de gran parte de las personas solicitantes y hay que mejorarlo sustancialmente.

Concluyen que, más que un modelo que cronifique y haga insostenible la situación actual de pobreza, existe la necesidad de que se dé un verdadero debate en torno a cómo construir un sistema social para que las personas puedan vivir dignamente. El debate del sistema de garantía de ingresos debe enmarcarse en ese marco general.

Por ello, la Carata de Derechos Sociales de Euskal Herria ha reivindicado retirar el proyecto de nueva RGI, el cese de los recortes que se vienen aplicando de la ley de 2008, la aprobación de las medidas contempladas en la Iniciativa Legislativa Popular contra la pobreza y la exclusión social de la Carta Social y la defensa de estas medidas por parte de los grupos parlamentarios y, finalmente, abrir un debate social y participativo sobre el sistema de protección.

Sareetara

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.